top of page

Industrias en Colombia: ¿qué esperar de los sectores más dinámicos de la economía en 2023?

Actualizado: 22 sept 2023


Fuente: Freepik


Deloitte presenta un diagnóstico macroeconómico del país que incluye las proyecciones de los principales sectores de acuerdo con los indicadores económicos para este año.


Elaborado por Daniel Zaga, Director de Análisis Económico para Deloitte Spanish Latin America


Colombia ha sido uno de los países con mayor crecimiento económico en la región Andina en los últimos años. Sin embargo, la economía enfrentará importantes desafíos, como la desaceleración del consumo, la cual incidirá en el desempeño de todos los sectores.


Esta es una de las conclusiones del más reciente reporte de Deloitte “Tendencias de Industrias Colombia”. El informe, elaborado por el equipo de Análisis Económico de la firma, pronostica que el Producto Interno Bruto (PIB) de la nación crecerá 1.5 % este año, debido al efecto combinado de tres factores: el fin del ciclo de estímulo fiscal, el aumento de la inflación y de las tasas de interés.


Ante este escenario, se espera un comportamiento destacado en sectores como telecomunicaciones, que se ha beneficiado de la reactivación de la demanda interna y externa. Por su parte, la construcción, la venta de vivienda y el sector automotriz serán los más afectados.


A continuación, se exploran los principales hallazgos del informe.


Industrias con desempeño positivo


Los servicios de salud tienen las más altas estimaciones de crecimiento, pues se prevé un aumento de hasta un 4,5 % en 2023. Este incremento será impulsado por la demanda de servicios médicos y la innovación tecnológica. Sin embargo, el sector tendrá que adaptarse a posibles cambios regulatorios, así como a las nuevas demandas y expectativas de los usuarios.


El consumo también tiene un pronóstico positivo, con un incremento que oscilará entre un 3,2 y el 4 %, a pesar de que se ha desacelerado. No obstante, enfrentará algunos desafíos como la inflación persistente, las altas tasas de interés y los efectos de la reforma tributaria.


También se vislumbran perspectivas de crecimiento en el caso de las telecomunicaciones. En este sentido, se espera que registre un aumento en torno al 3,9 % para 2023, gracias a la mayor demanda de servicios digitales. El sector es uno de los más dinámicos y competitivos de la economía nacional y tiene un gran potencial para contribuir al desarrollo social y productivo del país.


Industrias con desempeño moderado


La manufactura tendrá un crecimiento discreto. El reporte estima que el sector se ubicará entre un 1,4 y un 2,1 %, mayormente inducido por la moderación en el consumo de los hogares.


El sector de los servicios financieros ha mostrado una gran capacidad de adaptación ante los desafíos impuestos por la pandemia, la digitalización y la regulación. Fue uno de los que tuvo mejor desempeño durante la recuperación económica, en parte, gracias al auge del consumo que se financió con crédito. Para este año, el pronóstico de crecimiento oscilará entre el 1,3 % y el 1,8 %.


Por su parte, la agroindustria y el sector agropecuario tendrán un crecimiento algo menor 1,3 %. Aunque tienen un gran potencial para contribuir al desarrollo económico del país, se verán afectados por el alto costo de los insumos y de la producción.


El sector energía continuará como la principal fuente de generación de divisas, debido a los altos precios en el mundo. También el nivel de explotación de crudo se recuperó, tras dos años de baja. Sin embargo, la extracción de gas registró su sexto año consecutivo en descenso, por lo cual, en general, energía apenas crecerá entre un 0,2 y un 0,7 %.


Industrias con comportamiento negativo


Para la minería, el 2023 será un período severo. Aunque aumentó la demanda de carbón térmico en Europa, lo que favorece al sector para explotar ese potencial, la industria requiere invertir, pero la reciente reforma tributaria dificulta la rentabilidad financiera de esas inversiones, al impedir que las empresas descuenten las regalías del impuesto de renta. En este contexto, se espera que el sector decaiga -0,5 %.


La industria más afectada será la construcción con -1,5 %, al experimentar una caída del segmento de infraestructura por el atraso en la ejecución de proyectos públicos. El sector también ha sufrido el impacto de la inflación en el precio de los insumos, así como el encarecimiento del crédito hipotecario por las altas tasas de interés, lo que ha desincentivado la demanda de préstamos y ha afectado el mercado de la vivienda.


Para conocer más sobre el desempeño y las perspectivas de los sectores económicos más dinámicos y competitivos del país, visite el portal web de Deloitte y explore el informe “Tendencias de Industrias Colombia” o haga clic aquí.


*Este texto fue elaborado en colaboración con Alejandro Mina, Gerente de Análisis Económico de Deloitte Spanish Latin America.

27 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page