top of page

Reporte de situación nacional: Riesgo electoral en 2023


Fuente: Element5 Digital | Pexels

Elaborado por G4S RISK MANAGEMENT COLOMBIA S.A


El próximo 29 de octubre de 2023 se realizará el segundo evento más importante a nivel

electoral en el país, las denominadas elecciones regionales que definirán los nuevos

alcaldes, concejales, ediles y gobernadores para el periodo de 2023 a 2027.


Sin embargo, pese a la importancia de este evento la situación de inseguridad en el país ha llevado a que varias entidades públicas se encuentren generando múltiples alertas sobre el incremento de actos de violencia política en contra de los candidatos y la población civil. Durante estos nueve meses del periodo preelectoral y según el monitoreo realizado por la Fundación Paz y Reconciliación (Pares), se han registrado 152 víctimas únicas de violencia electoral en 116 hechos asociados. De estos hechos, destacan 26 homicidios, incluidos algunos candidatos al cargo de concejal y 20 atentados, de los cuales, 6 se perpetraron en los últimos 2 meses.


Según Pares, la violencia política se entiende como aquella que se ejerce contra un individuo o un colectivo. En Colombia, este tipo de violencia está atada no sólo a las dinámicas locales del conflicto armado y la criminalidad, sino también a las redes de corrupción y clientelismo que se han mantenido de manera histórica a lo largo del tiempo.


Conforme a los reportes, actualmente 676 municipios del país se encuentran en estado de riesgo. De hecho, frente a otras alertas emitidas en el pasado, se ha podido observar un incremento. Más precisamente, han aumentado en 31% los municipios en riesgo frente al 2022 (521 municipios) y 39% frente a 2019 (402 municipios). Esto significa, que de cara a las elecciones que se darán en octubre, alrededor del 61% del territorio nacional se encuentra en alerta de posibles hechos relacionados con violencia política.


Según las investigaciones y los reportes emitidos por la de Defensoría del Pueblo, los departamentos de: Arauca, Antioquia, Bolívar, Chocó, Cauca, Valle del Cauca, Caquetá, Córdoba, Huila, Guaviare, Magdalena, Meta, Nariño, Norte de Santander, Orinoquia y Putumayo, se presentan como las zonas con mayor riesgo electoral en el país. La siguiente pieza gráfica lo ilustra de la mejor manera:



El alto riesgo y la amenaza política en estos departamentos se debe principalmente a la presencia de los grupos armados y su injerencia en la población y en el territorio. De acuerdo con la información recolectada, en la mayoría de los casos no ha sido posible esclarecer quién ha perpetrado los hechos violentos. De los 116 hechos violentos registrados hasta la fecha, en 77 de estos casos (66%) se desconoce al agente perpetrador.


Sin embargo, en el otro 34%, pudo identificarse que 12 hechos fueron cometidos por el Clan del Golfo, mientras que las disidencias de las Farc han cometido 10 casos registrados y el ELN un total de 6 hechos. Finalmente, las Águilas Negras fueron relacionadas con 1 hecho.



Conclusiones


1. El aumento de la violencia política en el país en este 2023 ha sido debido a la expansión territorial, política y violenta de los diferentes grupos armados y otras organizaciones al margen de la ley. Esta presencia en el territorio se ha basado en el sostenimiento de las actividades delictivas y la hegemonía por el territorio.


2. Las instituciones estatales y la fuerza pública continúan ejerciendo sus funciones para mantener un monitoreo continuo de la situación y disminuir los índices de violencia de cara al 29 de octubre.


3. Ante esta situación, el Intelligence Center de G4S recomienda mantener un seguimiento de las zonas de interés y sobre todo mantenerse informado con la información que los medios de comunicación, entidades públicas y nosotros podamos ofrecer.

46 visualizaciones0 comentarios

Komentar


bottom of page