PVC EN MOVIMIENTO PRIMERA RED – PROGRAMA POSCONSUMO DE PVC FLEXIBLE DE USO MÉDICO EN COLOMBIA

Cuando hablamos de generar dinámicas circulares para la vida, se nos abren grandes oportunidades en torno a la sostenibilidad, a las que como compañía del sector salud debemos apuntar. Hoy, el mercado colombiano no cuenta con un Programa que solucione el reto normativo propuesto en el 2009, para el aprovechamiento o reciclaje de bolsas o recipientes que han contenido soluciones para uso intravenoso, intraperitoneal y en hemodiálisis, resultantes en las actividades de atención de salud en el país. (Res. 482 de 2009).


El sistema hospitalario o de atención médica desconoce esta oportunidad o no encuentra respuestas en sus regiones que puedan suplir los requerimientos normativos, viéndose obligados a gestionar el material como un residuo peligroso, incurriendo así en altos costos.


Por esto, la sostenibilidad e innovación en salud van de la mano; nos atrevimos a buscar la forma de facilitar en la cadena de valor la generación de esquemas que subsanen las brechas y/o potencialicen las oportunidades, para tener un sistema de gestión posconsumo de las aplicaciones médicas de PVC flexible que Baxter Y Vestolit tienen en el mercado bajo los principios de la Economía Circular.


Hoy tenemos un camino recorrido, donde hemos diseñado y empezado a implementar por medio de técnicas de cocreación y Design Thinking, la mejor estrategia circular para acompañar a los clientes y usuarios finales en el cierre de ciclo de este material. Buscamos volver a poner el material en mercado en forma de un ecocompuesto, fabricado a partir de la trasformación de estos materiales en desuso.


En la actualidad, iniciamos operación en una reconocida clínica en la ciudad de Cali, donde, además, contamos con la adherencia de compañías que gestionan adecuadamente estos materiales, quienes a la fecha han recogido más de 800 kg en menos de un mes de operación, debido a esto, estamos trabajando de la mano para buscar incrementar los volúmenes y la calidad del material recuperado.

Es importante resaltar que este programa genera importantes beneficios, como:

· Fortalecimiento de la red de reciclaje local generando indirectamente empleos verdes.


· Fortalecimiento del mercado de productos hechos de PVC reciclado.


· Reducción de la huella ecológica en IPS (por cada kilo de PVC médico reciclado se dejan de emitir 2 kilos de CO2).


· Genera alianzas y trabajo colaborativo con la industria médica.


· Cumplimiento de metas de sostenibilidad internas y ayuda al cumplimiento de ODS globales.


· Reducción de costos en la gestión de residuos peligrosos y mejoramiento de su gestión.


Esto es de gran impacto, no solo para compañías, sino también para el medio ambiente, por lo cual buscamos extender la implementación de este programa a más instituciones de salud, como lo estamos empezando hacer en una importante IPS de Bogotá.

3 vistas0 comentarios